González García, Enrique

Enrique-Gonzalez-3

Maestro formado en el espíritu de la Institución Libre de Enseñanza, primo hermano y confidente en su juventud de Federico García Lorca, nacido en 1900 en Fuente Vaqueros. Militante socialista durante la República y luego durante la larga noche del franquismo. Fue encarcelado en 1940 después de intentar huir infructuosamente al exilio desde Alicante. Era hermano de Aurelia González García, la protagonista de Los sueños de mi prima Aurelia, la comedia incompleta en la que trabajó García Lorca durante el verano de 1936, poco antes de su asesinato. Según Francisco García Lorca “si el mismo Federico no hubiese dejado la obra que dejó, sería uno de los primos más destacados de mi generación, como Enrique, Clotilde o Aurelia, como Elena o Salvador: notables por su gracia o por su fantasía, por su agudeza o su distinción”. En 1956, pese a las amenazas que pesaban sobre él y sus estancias periódicas en la prisión de Granada, atendió y acompañó a Agustín Penón durante la investigación para esclarecer las circunstancias del asesinato del poeta que dejó plasmada en el libro Miedo, olvido y fantasía, compendiado y publicado por Marta Osorio en 2009.

Enrique confió a Penón algunos detalles sobre las rutinas de su primo durante el tiempo de convivencia común: Federico solía levantarse tarde, se iba al café antes de comer y solía escribir de madrugada.

Enrique González aparece con Federico en dos fotos muy divulgadas del poeta y dramaturgo: la primera, en el verano de 1920, durante un paseo por la ribera del río Cubillas, en el entorno de Valderrubio, junto a Enrique García Palacios, Manuel Ángeles Ortiz, Isabel y Concha García Lorca y Mercedes Delgado. Federico y Enrique vivieron muy unidos durante su primera juventud. Enrique, al que apodaban El Cejas, también está en la foto de grupo tomada en mayo de 1929 en la entrada del Hotel Alhambra Palace tras el estreno en Granada de Mariana Pineda junto a Falla y Margarita Xirgu, y cerca de Fernando de los Ríos y Alfonso García-Valdecasas. Fue contertulio de El Rinconcillo.

De pie, de izquierda a derecha, Manuel Ángeles Ortiz. Isabel y Concha García Lorca, Enrique González García, Mercedes Delgado y Federico. Sentado, Enrique García Palacios.
De pie, de izquierda a derecha, Manuel Ángeles Ortiz. Isabel y Concha García Lorca, Enrique González García, Mercedes Delgado y Federico. Sentado, Enrique García Palacios.

Gracias al opúsculo Circuito de ausencia, de Andrés Soria Olmedo, dedicado al poeta Pedro García Cabrera, sabemos que Enrique estudió Magisterio en la Escuela Normal de Granada, fundada por Gloria Giner de los Ríos, que estuvo en la guerra de Marruecos entre 1921 y 1925, y que ingresó en el PSOE. Ejerció de maestro en Motril ya en la República y durante la guerra española combatió en el cuerpo de Ingenieros y participó en la sangrienta batalla de Teruel. Al final de la guerra esperó en vano en el puerto de Alicante el barco que lo iba a conducir al exilio. Fue detenido y confinado en el campo de concentración de Albatera, uno de los más duros, junto a otros republicanos que habían intentado huir sin éxito del país. Más tarde fue juzgado y condenado a 20 años de prisión.

A finales de los años cuarenta, cuando fue liberado, organizó en Granada un comité clandestino del PSOE, junto a otros militantes como Joaquín Muñoz, Juan Segura, Pedro Castillo y el escritor José Fernández Castro, que mantuvo contactos y repartió propaganda procedente de los exiliados socialistas en México. Aunque fue liberado transitoriamente por las autoridades franquistas, volvió a caer en 1953 junto a otros militantes que se solían reunir en el Café La Montesina de la calle Mesones. Enrique García fue detenido y torturado y, tras año y medio de cárcel, enviado a un destino remoto, la escuela de las obras del Pantano de Contreras, entre las provincias de Cuenca y Valencia.

Homenaje a Federico García Lorca y Margarita Xirgu (en la foto, sentada entre Lorca y Falla) en el Hotel Alhambra Palace de Granada.en Granada, mayo 1929
Homenaje a Federico García Lorca y Margarita Xirgu (en la foto, sentada entre Lorca y Falla) en el Hotel Alhambra Palace de Granada.

Agustín Penón, que lo conoció en Granada en 1956 a través de José Fernández Castro, lo presenta como “una de las personas que estuvieron más próximas” a Federico. Cuando se conocieron, Enrique, apartado por sus implicaciones políticas del magisterio y a la espera de juicio, trabajaba en un almacén situado en la Plaza de la Trinidad. Enrique confió a Penón algunos detalles sobre las rutinas de su primo durante el tiempo de convivencia común: Federico solía levantarse tarde, se iba al café antes de comer y solía escribir de madrugada. “Si alguien se le acercaba a preguntarle: “¿Y esto qué quiere decir…?”, Federico, que jamás se enfadaba, pero nunca explicó sus poemas, se reía o contestaba: “Nada, no quiere decir nada”. Enrique le escuchó una vez estas palabras: “Los niños lo entienden, pero los mayores…”.

Tras una vida bajo el yugo de la dictadura, Enrique González murió en Granada en 1976, un año después de la muerte de Franco y el mismo en que se celebró en su pueblo, Fuente Vaqueros, el primer homenaje autorizado a su primo hermano.

Personajes y/o lugares relacionados

Ver todos los Familia Lorca relacionados