De los Ríos Urruti, Fernando

Figura destacada del pensamiento socialista español, catedrático de Derecho en la Universidad de Granada y en la de Madrid. Ministro de Educación y de Instrucción Pública, respectivamente, durante la República, escribió ensayos como El sentido humanista del socialismo (1926) o Estado e Iglesia en la España del siglo XVI (1927). Gran amigo de Federico García Lorca (sería su profesor de Derecho y su protector). Las familias  de ambos estarían siempre ligadas por lazos de amistad y de parentesco. De los Ríos fue quien convenció a Lorca en 1929, cuando el poeta estaba inmerso en una profunda crisis personal, para que viajara con él a Nueva York. Como ministro de la República, impulsó la creación de la compañía teatral La Barraca de la que fueron directores García Lorca y Eduardo Ugarte.

En junio de 1929, Fernando de los Ríos iría a Nueva York para una estancia de un año. A este viaje lo acompañaría Federico García Lorca. De los Ríos tuvo que convencer al padre del poeta para que lo dejara viajar a América con la excusa de matricularse en la Universidad de Columbia y aprender inglés.

Nació en Ronda. Quedó pronto huérfano. Estudió en Córdoba y después en Madrid, donde se formó en la Institución Libre de Enseñanza, dirigida por Francisco Giner de los Ríos, pariente suyo. Becado por la Junta de Ampliación de Estudios, viajó a Alemania y allí siguió formando su pensamiento. Ejerció como profesor en esta misma Institución hasta que en 1911 obtuvo la cátedra de Derecho en la Universidad de Granada, donde fue profesor de Federico García Lorca. En Granada ejerció una profunda influencia. Fue director del Centro Artístico en una de sus etapas más brillantes.

En 1918 ingresó en el Partido Socialista representando siempre una línea moderada y humanista. Su labor como conferenciante le dio popularidad y prestigio y en 1919 obtuvo su primera acta de diputado a Cortes. Tras el golpe de estado de Primo de Rivera, en 1923, renunció a su cátedra.

Ocupó el cargo de Ministro de Justicia de la República y en diciembre de 1931 pasó al Ministerio de Instrucción Pública donde acometió un amplio programa de creación de escuelas públicas. También fundó la Universidad Internacional de Santander.

En junio de 1929, Fernando de los Ríos iría a Nueva York para una estancia de un año. A este viaje lo acompañaría Federico García Lorca. De los Ríos tuvo que convencer al padre del poeta para que lo dejara viajar a América con la excusa de matricularse en la Universidad de Columbia y aprender inglés. Federico atravesaba entonces una crisis personal y literaria  motivada por el éxito contradictorio del Romancero gitano y la ruptura sentimental con Emilio Aladrén. De este viaje, de este cambio de aires, nació Poeta en Nueva York.

El 14 de abril de 1931, tras la proclamación de la República, ocupó el cargo de Ministro de Justicia (antes había pasado por la cárcel al fracasar el pronunciamiento republicano de Jaca en 1930 encabezado por los capitanes Fermín Galán y Ángel García Hernández). En diciembre de 1931 pasó al Ministerio de Instrucción Pública donde acometió un amplio programa de creación de escuelas públicas. También fundó la Universidad Internacional de Santander. El comienzo de la Guerra Civil le sorprendió en Ginebra. Desde allí se trasladó rápidamente a París para reorganizar la embajada. Después desempeñaría el mismo cargo diplomático en Estados Unidos hasta el final de la guerra. A partir de este momento, ejerció como profesor en la New School for Social Research de Nueva York, lugar en el que residió hasta su muerte. Formó parte del gobierno en el exilio. Falleció el 31 de mayo de 1949.