Rosales Camacho, José

Comerciante, sin estudios universitarios, miembro de una familia conservadora formada por otros siete hermanos: Miguel (1904-1976), Esperanza (1906-1998), Antonio (1908-1958), Luis (1910-1998), Carlos (1912-1914), Gerardo (1915-1968) y María (1916-2005).  Su padre fue Miguel Rosales Vallecillos, un industrial propietario de una mercería familiar, los Almacenes La Esperanza, situada en el Arco de las Cucharas, junto a la plaza de Bib-Rambla; su madre, Esperanza Camacho Corona.

José, apodado Pepiniqui, está, como la mayoría de sus hermanos varones, ligado a Falange desde los años convulsos que precedieron a la sublevación militar de 1936 y jugó un papel activo durante los años de la contienda y de la primera posguerra.

Es el único de los hermanos Rosales que habla un momento con Federico tras ser detenido y le entrega una cajetilla de tabaco. Tras conversar con él, se retira tranquilo, pero a la mañana siguiente, cuando regresa, ya no estaba en el Gobierno Civil.

José Rosales conoce la detención de Federico el mismo 16 de agosto al regreso de una misión en Güéjar Sierra. En su casa de la calle Angulo, dijo después al periodista Eduardo Molina Fajardo, se encuentra a sus padres llorando: “Valdés quiere dar un escarmiento”.

El relato de lo que allí pasa, en esas horas claves para la supervivencia del poeta, es el siguiente: “Yo quise ver a Valdés. Ante el despacho del gobernador civil, un ordenanza me dijo que no podía pasar. Le di un empujón y una patada a la puerta de Valdés y penetré con una pistola. `¿Qué ha pasado en mi casa? ¿Por qué se ha atropellado mi casa?”. Valdés trata de calmarlo y le asegura que Lorca estaba en otra dependencia. Pepiniqui es el único de los hermanos Rosales que habla un momento con Federico y le entrega una cajetilla de tabaco. José Rosales, tras conversar con él, se retira tranquilo, pero a la mañana siguiente, cuando regresa, ya no estaba allí. “En ese momento dejé de saber nada de Federico García Lorca”.

El testimonio de Pepiniqui aparece recogido en diversos libros sobre las circunstancias de la muerte de Lorca: Miedo, olvido y fantasía, de Agustín Penón; Marcelle Auclaire,  Vida y muerte de García Lorca, y en gran parte de la bibliografía de Ian Gibson a partir de su primer título,  La represión nacionalista de Granada en 1936 y la muerte de Federico García Lorca, publicado en Francia en 1971.

José Rosales falleció el 28 de agosto de 1978.