Mora Guarnido, José

Escritor y periodista español. Fue uno de los fundadores de la tertulia de El Rinconcillo del Café Alameda de Granada. Amigo de Federico García Lorca y de los restantes contertulios que marcaron una época de plata en la cultura de Granada en los años veinte. La dictadura de Primo de Rivera le indujo a abandonar España en 1923 y afincarse en Montevideo, donde reencontraría a Lorca en 1934. En 1958 publicó uno de los libros fundamentales sobre la etapa inicial del poeta granadino, Federico García Lorca y su mundo.

Estudió Artes y Derecho. Empezó a escribir en los periódicos granadinos en 1913. Era un periodista combativo, sobre todo, a la hora de opinar en contra de “los poetas de la Alhambra”, del alhambrismo y de algunos escritores del Centro Artístico que representaban el tradicionalismo decimonónico. Junto con los otros jóvenes rinconcillistas pensaba que era necesario renovar el panorama artístico y literario. Estos jóvenes, cansados del Centro Artístico, empezaron a verse en una tertulia en el Café Alameda, de Granada, que por el lugar que ocupaba en el local, la llamaban El Rinconcillo. Este afán de renovación  se vio plasmado en la publicación de dos revistas, Andalucía. Revista regional y Granada. Revista quincenal. Ambas de 1915, dirigidas por Ruiz Carnero y Mora Guarnido. Lorca era aún joven para colaborar en ellas y su vocación en aquel momento era la música.

Fue el guía de Federico en su primera incursión en Madrid en la primavera de 1918. Lo introdujo en el núcleo de sus compañeros de la facultad y de socios del Ateneo del que formaban parte Ángel del Río, Gerardo Diego, Guillermo  de Torre y Pedro Salinas.

Mora Guarnido conoció a Federico en 1916. Federico lo abordó por la calle y le preguntó si él era Mora Guarnido. Charlaron mientras paseaban y al llegar a la casa familiar de los Lorca, lo invitó a subir y siguieron la conversación. Surgió una amistad que duraría hasta que las circunstancias los separaron.

Guarnido se trasladó muy pronto a Madrid para seguir trabajando como periodista. Fue el guía de Federico en su primera incursión en la capital de España en la primavera de 1918. El primer domicilio de Lorca en Madrid fue la casa de huéspedes donde se alojaba Mora y, antes que ellos, La Argentinita, que unos años después estrenaría la primera obra teatral de Lorca y su primer fracaso, El maleficio de la mariposa. Mora lo introdujo en el núcleo de sus compañeros de la facultad y de socios del Ateneo del que formaban parte Ángel del Río, Gerardo Diego, Guillermo de Torre y Pedro Salinas.

A partir de 1923, con la dictadura de Primo de Rivera, tuvo que abandonar el país y viajó a Sudamérica. En Montevideo hizo una parada que marcaría toda su vida. Se casó con Esther Morales, sobrina del presidente José Barllé y Ordóñez. Guarnido se dedicaría al periodismo y se ocuparía de la labor política de Batllé como analista, además de escribir un ensayo sobre este. Se quedaría para siempre en esta ciudad. Su pluma sería su instrumento para combatir el absolutismo. En 1931 fue nombrado Cónsul de la República Española en esta ciudad. En 1933 reencuentra a Lorca en Montevideo. El encuentro fue relativamente frío.

A finales de 1950, se retira gradualmente de la vida pública y política. Se refugia en la escritura, sobre todo, después de la muerte de su esposa, aunque no publica casi nada excepto artículos. Su libro sobre Federico, publicado en Buenos Aires en 1958, Federico García Lorca y su mundo, es un testimonio muy valioso sobre la vida y la primera época del poeta.

Falleció en Montevideo en 1967.