Molina Zúñiga, José

José Molina Zúñiga fue un músico granadino, amigo de Ángel Barrios, Isaac Albéniz, Manuel de Falla y Federico García Lorca, que formó parte del elenco que participó, con Falla y otros músicos de apoyo, en la función de marionetas del Día de Reyes de 1923.

Su fama la obtuvo como integrante del Trío Albéniz. Parece que sus métodos de bandurria y guitarra eran adelantados a su tiempo, pero su trabajo siempre fue silencioso y modesto. Además de maestro e intérprete excepcional, fue compositor, sobre todo de boleros y de coplas. Muchos artistas conocidos cantaron composiciones suyas.

Gracias a un concurso organizado por la Diputación de Granada en el que ganó un violín, pudo empezar, a los 9 años, una carrera musical que más tarde sería brillante. Tocó como solista, formando parte de orquestas o acompañando a artistas en los cafés más conocidos y frecuentados de principios de siglo XX (el Suizo, el Alameda, el Hollywood, el Café Flor…).

Su fama, no obstante, la obtuvo como integrante del Trío Albéniz. Aunque podía tocar varios instrumentos, como intérprete de laúd fue muy alabado por la prensa de la época. En las primeras décadas del siglo XX, la actividad del Trío Albéniz fue mucha y exitosa. Hicieron giras por España y por Europa. Visitaban a Falla y ensayaban con él piezas que el compositor iba a estrenar. José Molina entabló amistad con los artistas más relevantes de aquel momento, incluido Federico García Lorca.

Acudió la noche de Reyes de 1923 a la representación de títeres organizada en casa de los Lorca. Esa noche se representaba un entremés atribuido a Cervantes, Los dos habladores, un viejo cuento andaluz en tres estampas y un cromo, La niña que riega la albahaca y el Príncipe preguntón, dialogado y adaptado por Federico García Lorca y el Misterio de los Reyes Magos, del siglo XIII (teatro planista). De la escenografía, los títeres y las figuras planas se encargó Hermenegildo Lanz. La música de todo el programa fue ejecutada por Manuel de Falla (piano y cémbalo), José Gómez (violín), Alfredo Baldrés (clarinete) y José Molina (laúd). Cantaron Isabel García Lorca y Laura de los Ríos.

Estuvo en cualquier agrupación musical que surgiera en Granada, como maestro y colaborador. Parece que sus métodos de bandurria y guitarra eran adelantados a su tiempo, pero su trabajo siempre fue silencioso y modesto. Además de maestro e intérprete excepcional, fue compositor, sobre todo de boleros y de coplas. Muchos artistas conocidos cantaron composiciones suyas.

Falleció en Granada en 1985.