Gómez Arboleya, Enrique

Jurista español, catedrático de Filosofía del Derecho en la Universidad de Granada desde 1941 y después de Sociología en la facultad de Ciencias Políticas de Madrid. Vivió la Granada de principios de siglo XX donde coincidió en la tertulia de El Rinconcillo con Fernando de los Ríos, Manuel de Falla (del que fue secretario), Federico García Lorca y Joaquín Amigo, entre otros. Tuvo vocación literaria siendo joven, pero la abandonó por la de jurista y sociólogo, cosa que Lorca intentó impedir, ya que lo valoraba como poeta y como persona. Su amistad se enfrió a partir de este hecho. El Defensor de Granada le abrió sus puertas. También colaboró en la revista gallo, revista de la vanguardia artística granadina dirigida por Federico y por Francisco García Lorca.

Tuvo vocación literaria siendo joven, pero la abandonó por la de jurista y sociólogo, cosa que Lorca intentó impedir, ya que lo valoraba como poeta y como persona. Su amistad se enfrió a partir de este hecho.

Nació en Cebreros, Ávila, en 1910, aunque pasó en Huelva gran parte de su infancia y juventud. Estudió Derecho en Granada. Becado por esta Universidad, realizó estudios en Berlín. En marzo de 1933 fue nombrado profesor auxiliar temporal de la Facultad de Derecho de Granada. En 1933 la universidad le encomendó la cátedra vacante de Historia del Derecho y durante 1935-1936, un curso sobre Historia de la Filosofía del Derecho. En 1940 fue nombrado catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Sevilla y en 1950 fue vicedecano de la facultad granadina. También desempeñó el cargo de vicedecano de la Facultad de Ciencias Políticas, Económicas y Comerciales de Madrid (hasta 1957).

Fue secretario de Manuel de Falla. Tras la Guerra Civil, en la etapa de las depuraciones políticas, fue depuesto de la auxiliaría de Derecho. Falla intercedió por él ante Pemán para que se le restituyera su puesto. Se trasladó a Madrid y allí se dedicó a la Sociología, muy cerca personalmente y en cuanto al pensamiento de Xavier Zubiri. Su obra sociológica ha sido valorada como un hito fundamental en el establecimiento definitivo de esta ciencia en España.

Destacan entre sus publicaciones Hermann Heller (su tesis doctoral, de 1940); Perfil y cifra del pensamiento jurídico y político español (del mismo año); La filosofía alemana en los últimos cincuenta años publicado en 1943, lo mismo que Suárez y el mundo moderno. De 1959 es Para una sociología de la familia española.

Murió en Madrid, en 1959, a los 49 años. Sufría una profunda depresión.