Torres Martínez, César

Político y abogado formado en la Universidad de Santiago de Compostela y gobernador civil durante la República de Lugo, Almería, Ávila, Jaén y Granada, donde le sorprende el 18 de Julio. Fue la única autoridad granadina de la Segunda República que no fue fusilada por los sublevados. No obstante, fue sometido a un consejo de guerra. Junto a él fueron juzgados el 1 de agosto de 1936, y condenados a muerte, Virgilio Castilla, presidente de la Diputación; Juan José Santa Cruz, ingeniero; José Alcántara, sindicalista de CNT y Antonio Rus Romero, dirigente de UGT. A César Torres el tribunal le aplicó la eximente de obediencia debida.

En junio de 1980 accede a participar en un coloquio sobre la muerte de García Lorca en el programa de RTVE La clave, junto a personajes como Luis Rosales o Rafael Martínez Nadal.

Aunque de convicciones católicas, milita en la Organización Republicana Gallega Autónoma, un partido nacionalista y de izquierdas fundado en 1929 por Santiago Casares Quiroga, con quien le une una estrecha amistad. Posteriormente se afilia a Izquierda Republicana de Manuel Azaña y es elegido alcalde de su pueblo natal.

El puesto que empuja su nombre a los libros de historia fue el más efímero: gobernador civil de Granada entre el 27 de junio y el 20 de julio de 1936. César Torres, en los turbulentos días en que ocupó el puesto de gobernador, siguiendo las instrucciones de Casares Quiroga, se negó a repartir armas entre las organizaciones obreras granadinas que las habían reclamado para defenderse ante la inminencia del golpe de estado. Cuando el 20 de julio se sublevó la guarnición y el comandante Valdés se presenta en la sede del Gobierno Civil, Torres no opone resistencia y se rinde de inmediato, dos circunstancias que pudieron influir en la benevolencia con que fue tratado por las autoridades franquistas en comparación con la suerte de otros cargos que fueron fusilados casi de inmediato.

El 18 de julio sorprendió a las autoridades de la ciudad en un momento de interinidad: la alcaldía había estado vacante hasta comienzos de julio en que fue ocupada por el socialista Manuel Fernández-Montesinos, y el nuevo gobernador militar, Manuel Campins, no se incorporó hasta el 11 de julio. Ambos fueron fusilados.

César Torres sólo cumplió ocho de los 30 años de prisión a que fue condenado. En 1954 se incorpora a la vida civil como miembro del consejo de administración del Banco de Vigo. En junio de 1980 accede a participar en un coloquio sobre la muerte de García Lorca en el programa de RTVE La clave, junto a personajes como Luis Rosales o Rafael Martínez Nadal. Muere en noviembre de 1988.