Scheroff y Avi, Martín

Licenciado en Farmacia, poeta y dramaturgo aficionado, colaborador de prensa y profesor de apoyo de Federico y Francisco García Lorca en el Colegio del Sagrado Corazón de Jesús mientras cursaban el bachiller en el Instituto General Técnico de Granada a partir de 1909. Imparte la asignatura de Literatura y Preceptiva. Aparece con nombres y apellidos, junto a otros docentes del estrafalario e inolvidable centro, en Doña Rosita la Soltera o el lenguaje de las flores, entrenada en 1935.

Martín Scheroff fue un colaborador ocasional de la prensa de Granada a comienzos del siglo XX. En el Noticiero Granadino, comienza a escribir a partir de 1905; también manda artículos y críticas a El Defensor de Granada, y en Granada Gráfica abundan las reseñas teatrales desde 1915. Escribe además composiciones poéticas bajo la dominación de Bécquer y un libro de cuentos titulado El cumpleaños de Matilde.

Formaba parte de la excéntrica plantilla de profesores contratados por Joaquín Alemán, el pariente de Vicenta Lorca propietario del colegio. Es uno de los profesores más recordados por García Lorca. Daba varias asignaturas de letras y, en particular, la de Literatura y Preceptiva Literaria.

Martín es descendiente de dos colonos alemanes establecidos en la provincia de Jaén, Enrique Scheroff, vecino de las Navas de Tolosa (Jaén), y de Juan Avi, de Carboneros. Es hijo de un labrador, Juan Scheroff, y de Victa Avi, nacida en Carboneros, donde se extendió la partida nacimiento.

Jacinto S. Martín, autor de García Lorca bachiller, lo describe así: “Don Martín era pulcro, atildado, vestido de azul marino, con un impecable y altísimo cuello duro de celuloide, chalina de seda negra. Nariz ancha y ojos pequeños y vivos, alto. Se teñía el pelo, que llegó a tener cierta coloración rojiza. El color del pelo se manifestaba con más fuerza en su abundante bigote”. Formaba parte de la excéntrica plantilla de profesores contratados por Joaquín Alemán, el pariente de Vicenta Lorca propietario del colegio. Es uno de los profesores más recordados por García Lorca. Daba varias asignaturas de letras y, en particular, la de Literatura y Preceptiva Literaria.

En el acto tercero de Doña Rosita…, obra que transcurre entre 1890 y 1910, Martín Scheroff se queja con melancolía de ser un poeta fracasado y alude a su experiencia como profesor: “Vengo de explicar mi clase de Preceptiva. Un verdadero infierno. Era una lección preciosa: `Concepto y definición de la Harmonía´, pero a los niños no les interesa nada, ¡y qué niños! A mí, como me ven inútil, me respetan un poquito […]. Son los niños de los ricos y, como pagan, no se les puede castigar. Así nos dice siempre el director. Ayer se empeñaron en que el pobre señor Canito, profesor nuevo de Geografía, llevaba corsé”.

Los poemas que compuso el Martín auténtico tienen títulos decadentistas y románticos: Miserere, La Virgen y los ricos, Los crisantemos, Escucha Madre, dedicada a la Virgen de las Angustias,  o Los prodigios de tu voz, destinado a la tiple Herminia Velasco.

Martín vive solo en una modesta pensión de la calle Navas, número 9, donde fallece el 8 de enero de 1925, unas semanas después de que, por fin, empezara, conforme a su vocación inicial, a regentar una farmacia situada en el entorno de la Universidad.