Nestares Cuéllar, José María

Militar español, camisa vieja, formado en África bajo el mando de Millán Astray. Tras la sublevación de julio de 1936 fue nombrado delegado de Orden Público y jefe de Seguridad del Sector Norte de Granada. El 30 de julio estableció el cuartel general de su columna en Víznar donde, en los meses siguientes, fueron fusiladas miles de personas bajo la acusación de simpatizar con la II República, entre ellos Federico García Lorca y otros intelectuales y políticos conocidos.

El pueblo de Víznar fue uno de los centros de muerte y represión montados en Granada por el ejército franquista. Sólo en el mes de agosto de 1936 fueron ejecutadas 572 personas.

Nestares ingresó por oposición en la Academia de Infantería en 1915 siendo destinado a Pamplona y Málaga como alférez provisional. En 1919 empezó su carrera en África como teniente. Participó en un Batallón Expedicionario radicado en Melilla y después en Ceuta, donde formó parte de las fuerzas que mandaba Franco. En 1927 ascendió a capitán y tras una estancia en Granada regresó de nuevo a África y se puso al mando de la quinta bandera del Tercio de la Legión cuyo  jefe máximo era Millán Astray.

En 1934 es destinado al Cuerpo de Seguridad de Granada aunque tras el triunfo del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936 fue destituido del puesto y confinado a la caja de reclutas de Granada.

Nestares participó en la conspiración militar contra el gobierno republicano. Al inicio de la guerra, fue nombrado delegado de Orden público y jefe de Seguridad de Granada a la orden del gobernador civil, José Valdés Guzmán.

Tras su posterior nombramiento como jefe del sector de Víznar, estableció el cuartel general en el palacio del Arzobispo Moscoso y Peralta. El pueblo de Víznar fue uno de los centros de muerte y represión montados en Granada por el ejército franquista. Sólo en el mes de agosto de 1936 fueron ejecutadas 572 personas.  Miles fueron enviadas allí desde el Gobierno Civil y tras una breve estancia en La Colonia, un caserón que había funcionado los dos últimos años como lugar de veraneo infantil, fusilados al amanecer. Nestares, junto a los jefes de policía Julio Romero Funes y Ángel Martín, formaron su propia escuadra de represión que bautizaron como Patrullas Volantes.

A finales de 1937 fue traslado al Frente de Badajoz y en los meses finales de la guerra ocupó con sus columnas las poblaciones de Diezma, Guadix, Alquife y Ugíjar. En 1943 fue ascendido a Teniente Coronel.

En 1958 enfermó del páncreas y murió pocos meses después.