Diego El Tenazas (Diego Bermúdez Cala)

Cantaor gitano, gran maestro del cante flamenco y gran conocedor de los cantes antiguos y primitivos. Fue uno de los ganadores del Concurso de Cante Jondo celebrado en Granada en 1922.

Se le conocía por El Tenazas de Morón por su lugar de nacimiento (en Sevilla, 1850). Hijo de agricultores, a los veinticinco años abandona el campo para dedicarse al cante, actuando en fiestas y en reuniones. Durante toda su vida pasó bastantes penalidades, hasta que en 1922, con 72 años, se presentó al célebre concurso del Cante Jondo de Granada, promovido por Manuel de Falla, Miguel Cerón y Federico García Lorca y organizado por el Centro Artístico con la colaboración del Ayuntamiento. El Concurso tuvo lugar, coincidiendo con las fiestas del Corpus Christi, el 13 y 14 de junio de 1922, en la Plaza de los Aljibes de la Alhambra. Según la leyenda, El Tenazas vino a Granada andando campo a través desde Puente Genil.

A partir del premio, a El Tenazas se lo contrató para actuar en varias compañías y recorrió toda Andalucía.

Galerín, el crítico de El liberal de Sevilla, describe así su actuación en la Plaza de los Aljibes: “Sube al tablado un viejecito, encorvado con el pelo como la estopa, andando muy despacio. Tiene setenta años. Fue profesional hace treinta años y no ha podido resistir la tentación de asistir al concurso. Y andando ha llegado desde Puente Genil […]. Mariano Morcillo, un granadino que ha trabajado mucho por el éxito del concurso, presenta al viejo, y el anciano se sienta al lado de Montoya. […]. El anciano Tenazas hace la salida con voz clarísima, fresca; voz de muchacho, y al terminar es ovacionado. Va a cantar la caña y el polo, una cosa muy seria, que termina con soleares y siguiriyas […]. Y el viejo andarín se arranca con estas coplas, cada una en su tono, como corresponde al cante de la canela”.

Participó en otros concursos como el celebrado en el Teatro Pavón de Madrid, junto con el guitarrista Javier Molina, y fue invitado por los Infantes don Carlos y doña María Luisa para oírle cantar. Su vejez fue una época de grandes éxitos y reconocimientos.

Murió en Puente Genil (Córdoba) en 1933.