García Puertas, Enrique (El Marranero)

Alcalde de Pinos Puente desde la sublevación militar de 1936, miembro del partido de Acción Popular y hombre brutal y sanguinario. Se encontraba entre el grupo de individuos armados que el 9 de agosto de 1936 llegaron a la Huerta de San Vicente a preguntar por los hermanos del casero de la familia, Daniel Perea Ruiz, acusándolos de haber matado a una persona en Asquerosa. Además de Enrique García, El Marranero iban los terratenientes Horacio y Miguel Roldán Quesada, militantes de la CEDA y enemigos declarados de la familia de Federico García Rodríguez. Parece ser que en Asquerosa hubo dos muertes de dos cuñados de El Marranero.

Ante la imposibilidad de ejecutar al que fue alcalde durante la República, Emilio Sánchez Cid, que se encontraba internado un manicomio, ordenó asesinar a su padre.

Tras ser elegido alcalde, organizó una terrorífica represión contra sindicalistas y simpatizantes de izquierdas, siguiendo las órdenes de Horacio Roldán. Según los investigadores Miguel Caballero y Pilar Góngora, se ensañaron contra los miembros de las sociedades Obrera, Creación y Vida y la Agrupación Socialista de Asquerosa. Se cebó también con los guardias que habían intentado defender la legalidad republicana. Ante la imposibilidad de ejecutar al que fue alcalde durante la República, Emilio Sánchez Cid, que se encontraba internado un manicomio, ordenó asesinar a su padre.

Enrique García Puertas había sido guarda jurado de la Azucarera de San Pascual, de donde Federico García Rodríguez era accionista.