Fernández Arcoya, José

Sacerdote muy popular de la Basílica de La Virgen de las Angustias. Fue nombrado párroco el 26 de junio de 1920. La familia García Lorca residió en Granada, a partir de 1909, en sendos pisos cercanos a la parroquia por lo que conocían de primera mano las claves de la popularidad del “padre Arcoya”, como era conocido por sus fieles. Los feligreses tenían a Arcoya por buen orador, vehemente, inquieto y muy conservador: el prototipo del párroco de una iglesia importante que, a partir de 1936, no dudaría en ejercer las prerrogativas del nacional-catolicismo.

Federico García Lorca, según cuenta su hermano Francisco, imitaba sus sermones con una puesta en escena de gran teatralidad y exigía de su público (hermanos y criadas), con marcada ironía, atención y seriedad. Era también profesor en el Seminario y tiene alguna publicación como el Devoto de la Virgen de las Angustias.

Estuvo más de cincuenta años al frente de la parroquia. Tras la Guerra Civil estuvo vinculado a la causa franquista. Fundó en 1948 en los locales anejos a la parroquia un colegio. Murió en Granada el 8 de diciembre  de 1966.